¿Qué es el after work y por que hay que participar?

Una de las tareas más complicadas, y a la vez más necesarias, para que la actividad de un emprendedor o autónomo sea fructífera es la de conseguir clientes. Relacionarse, hacer contactos y convertirlos en potenciales clientes lo debemos hacer de forma constante y diaria, si queremos que nuestra idea de negocio tenga éxito. Es lo que se conoce como Networking ( Network Marketing ). Para algunos, esta tarea puede resultar algo tediosa y no ver resultados en el día a día, aunque una original iniciativa pretende que se convierta en una labor divertida, amena y productiva, el afterwork.
El objetivo final de estos “afterwork” es la de realizar networking de una forma amena y divertida. La organización prepara un programa que incluya espectáculos, sorteos y algunas sorpresas que asegurarán un ambiente divertido pero que, a su vez, sea óptimo para fomentar la mentalidad emprendedora y la generación de negocio para los asistentes.

¿Qué es el after work y por que hay que participar?
¿Qué es el after work y por que hay que participar?

¿Qué es el after work? ¿De dónde procede esta costumbre tan implantada en los últimos años en millones de trabajadores?

La propia traducción del término lo dice: “after work”, “después del trabajo”. Hasta no hace muchos años, después del trabajo lo que ocurría es que uno, o bien se marchaba a su casa y no se planteaba ningún tipo de reunión social junto a los compañeros de trabajo, a los cuales había visto durante todo el día, o bien, se tomaba un par de cañas rápidas para liberar estrés junto a ellos.

¿Qué es el after work y por que hay que participar?
¿Qué es el after work y por que hay que participar?

El concepto conocido hoy como after work, da un paso más allá en esa idea de compartir dos cañas rápidas con los compañeros. La idea, procede del mundo anglosajón. Allá por el 2009 comenzamos a observarlo en muchas series de tv. Los protagonistas terminan sus jornadas laborales y se reúnen en un local para tomar unas copas.

¿Qué es el after work y por que hay que participar?
¿Qué es el after work y por que hay que participar?

Entonces, ¿qué es el after work? ¿No es lo comentábamos antes? ¿no se trata de una cañita rápida? No exactamente. Si recordamos esas escenas de nuestras series favoritas, los protagonistas, para empezar, no se reúnen en cualquier sitio. Todos tienen su lugar predilecto, su templo de diversión y distracción tras el trabajo. Son locales muy personales, lugares que han hecho suyos, donde se sienten como en casa. Son locales que poseen un punto de sofisticación, muy urbanos, bien decorados, donde los integrantes del after work son tratados con familiaridad.

Salir de la oficina y tomar algo en un bar ya no es un privilegio de los protagonistas de series norteamericanas a las que estamos acostumbrados. Evadirse de la rutina laboral y echarse unas risas con los compañeros de trabajo es una costumbre que cada vez gana más adeptos en nuestro país. Estos lugares de reunión con estética fashion y vocación urbanita se llaman ahora afterworks (en inglés, ‘después del trabajo’), y ya son toda una tendencia en las grandes ciudades europeas. Se trata de una moda importada del mundo anglosajón, completamente identificar con el ambiente neoyorquino que tanto hemos visto en la televisión y en el cine.

La base del afterwork ha estado siempre presente en nuestra sociedad, aunque el significado con el que actualmente se conoce a este tipo de locales comenzó a formarse en el año 2009. Estos nuevos bares de copas empiezan a imponerse como ‘remedio’ para liberar tensiones en la ciudad, y cada uno ofrece su propia carta de servicios exclusivos.

Horas y horas de trabajo, decenas de emails en la bandeja de entrada y reuniones interminables. Estas son algunas de las situaciones a las que se enfrentan cada día millones de personas durante su jornada laboral. Un sinfín de responsabilidades que en muchas ocasiones causan estrés y fatiga a los empleados. Por ello, al salir de trabajar, cada vez son más los adeptos a las quedadas en locales propicios para tomar una copa, charlar y liberar tensiones.

Seguramente te vengan a la cabeza numerosas escenas de series y películas en las que los protagonistas acuden a un pub tras una dura jornada laboral y pasan horas hablando de sus problemas y experiencias tanto en su vida profesional como personal.

“El afterwork es una especie de descompresión entre el trabajo y el hogar. Es un puente para cruzar y acomodarnos psicológicamente desde la esfera de lo profesional a la de lo personal” Las costumbres y los horarios son los que posibilitan que empleados de determinadas profesiones practiquen más esta tendencia: “En las grandes urbes todo el mundo sale entre las seis y las siete y media de trabajar lo que permite que haya mucha más práctica del afterwork que en sitios más pequeños donde los horarios no son tan rígidos”.

A veces no conviene volver a casa directamente desde la oficina. El afterwork puede ser una forma de canalizar el estrés y la cansancio que nos provocan el trabajo y las responsabilidades, según afirman los expertos consultados